Actitudes y palabras que no usa un buen Emprendedor

Actitudes y palabras emprendedor

Un buen emprendedor no puede permitirse ciertos lujos, como son las pérdidas de tiempo y el derroche de energía. He aquí, una serie de palabras, actitudes y expresiones que debe borrar de su diccionario mental.

Protestar: No arregla problemas, supone gasto de energías y nos pone de mal humor, pero sobre todo, nos coloca como una víctima. Si algo no te ha gustado, anticípate en la próxima ocasión, extrae la lección de tus errores y haz todo lo que tengas que hacer para que a partir de ahora, seas el dueño de tus actos.

Hablar (mal) de terceras personas: cotillear es la manera más fácil y gratuita de que nos sintamos bien por un rato. Al poner a otros bocabajo, puede parecer que nosotros somos mejores. Pero es MENTIRA. Si fueras mejor que esa otra persona, no estarías rajando de ella. Un ESC no pierde su precioso tiempo en atacar a otros, y si no está trabajando en su proyecto, está ayudando a crecer a otra persona.

Miedo: he sustituido esta palabra por inspiración o guía. Sencillo: si algo me da miedo, ya se que lo antes posible debo hacer eso mismo que me da miedo acometer. Por ejemplo, este blog: contar el día a día de mis andanzas da miedo porque enseñas parte de tu intimidad y ser fiel a la verdad puede que me obligue a contar algo que no me guste reconocer, pero…si quiero realmente tener un blog creíble, debo contar todo lo que acontece en el día a día de un ESC.

Errar. Aunque me equivoque en algo, no me dejo paralizar por el error porque rápidamente me dispongo a extraer el aprendizaje de ese error, con lo que pasa a convertirse en una enseñanza. Así que errar es mejorar.

Circunstancias: Esta palabra la he sustituido por oportunidades. Y es que lo de las circunstancias me toca las narices bastante. A lo mejor es porque me han puesto esa excusa tantas veces que ya me he dado cuenta de que quienes hablan de circunstancias, o mienten y te ponen las circunstancias como excusas, o bien, no creen en ellos mismos y se amparan en las circunstancias que les rodean. Un ESC no cree en las circunstancias: crea las que más le favorecen,convirtiendo lo que a priori es desfavorable, en una oportunidad.

Tirar la toallaun ESC nunca ceja en su empeño. Puede (y debe) tomarse descansos, pero nunca abandona. Puede cambiar el rumbo de su proyecto, pero no dejar el modus vivendi del emprendimiento.

Crisis: la he cambiado por momento que nos ha tocado vivir. Si hablo de crisis, es para hablar de crisis de valores. Pero las crisis son temporales, cuando una crisis dura varios años, deja de serlo para convertirse en un ciclo. Y en este ciclo, de dificultades ciertamente, muchos trabajamos para hacer de este un mundo mejor.

Los diferentes tipos de Crowdfunding que existen

La financiación colectiva tiene varias vertientes, y ante las dudas que concita, responderemos a la pregunta: ¿cuantos tipos de crowdfunding existen?.

De todos los modelos de plataformas que están apareciendo, podemos hablar de crowdfunding de recompensas, de préstamos, de donaciones y de inversiones. Vamos a ver cada uno de ellos:

Crowdfunding con recompensas

Fue el primero y con el que se popularizó el sistema de micromecenadgo. Un mecenas entrega una cantidad económica, por la que recibe a cambio una recompensa. Dependiendo del importe, la recompensa va mejorando. Es muy utilizado para el lanzamiento de un producto o servicio, por lo que la recompensa suele ser el producto final una vez terminado a un precio muy inferior al futuro de mercado. Muy utilizado en proyectos editoriales para sacar libros, o en el musical, para lanzar nuevos discos.

Crowdfunding con donaciones

Muy utilizado por organizaciones sin ánimo de lucro, supone la estandarización de una microdonación usando internet y las redes sociales como plataforma de dar a conocer sus proyectos y sus necesidades financieras. En este caso, al ser donaciones, el donante no recibe nada a cambio (salvo la satisfacción personal de ayudar a una causa de su interés personal) …y a una desgravación fiscal que se permite por toda donación a ONGs.

Crowdfunding con préstamos o crowdlending

Esta modalidad de crowdfunding consiste en financiar a personas mediante prestamos financieros de pequeñas cantidades, que de forma conjunta suman la cantidad que el usuario solicita. Es mucho más complejo que el anterior, ya que debe haber un portal intermediario, con expertos en finanzas, legislación, fiscalidad, etc. Éste portal suele hacer un estudio del usuario y le asigna un  nivel de riesgo, indicando el interés que tendrá que pagar por el dinero obtenido si alcanza el objetivo y puede lanzar el proyecto.

Vista la idoneidad del usuario, se le da acceso al portal y los prestamistas deciden si le prestan el dinero para obtener el tipo de interés que fijó la plataforma. (al tipo de interés previamente expuesto por la plataforma o ellos mismos) y qué cantidad. El usuario devolverá una cantidad mensual más los intereses al portal para devolver la financiación recibida. El portal ingresará la parte proporcional a cada prestamista, con lo que finalmente recibirán su capital más los intereses pactados.

Crowdfunding con inversión o equity crowdfunding

Esta es la opción que ha tardado más en aparecer debido a la complicación legal de instrumentar cómo un inversor entrega un dinero a cambio de una participación en una sociedad (debe haber un notario de por medio que refleje en estatutos quienes son los socios, qué porcentajes ostentan, que derechos, etc. Este modelo de crowdfunding consiste que una persona que necesita financiación para un proyecto empresarial, ofrece participaciones de la futura empresa a los posibles inversores interesados.

Es como comprar acciones de una empresa…que no cotiza en bolsa, simplemente porque confías en su idea, en su proyecto, en su viabilidad, o en sus promotores. No sólo se apoya el proyecto por una recompensa…sino que se participa de su posible beneficio futuro.

Muchas veces los nuevos portales de financiación colectiva, ofrecen por separado o de forma conjunta varias posibilidades de crowdfunding para un mismo proyecto.

De forma resumida, estos son los 4 tipos de sistemas de financiación colectiva que tienes a tu alcance para poder sacar adelante tu proyecto. Que la falta de financiación no sea la excusa.

Los 30 errores más comunes del emprendedor

errores de los emprendedores

En este artículo te listamos de forma muy esquemática y concreta los errores más comunes entre todos los emprendedores.

ERRORES MUY GRAVES

  • Elegir socios problemáticos.
  • Empezar con poca liquidez.
  • Hacer mal el presupuesto.
  • Demasiados costes fijos.
  • Endeudarse demasiado.
  • Creer que si el producto es bueno se vende solo.
  • Mal servicio al cliente.
  • No haber realizado un plan de empresa.
  • Morir de éxito al crecer demasiado deprisa.
  • Diseñar mal el plan de marketing.
  • Vender a un precio equivocado.
  • Errores de distribución.
  • Servir a los morosos.
  • Desconocimiento del mercado.
  • Problemas con proveedores

ERRORES GRAVES 

  • Asignar mal un puesto clave.
  • No disponer de un buen equipo.
  • No tener apoyo de expertos.
  • No informarse de las obligaciones legales.
  • Falta de previsión de trámites y papeleo.
  • Ser optimista en los ingresos.
  • Dirigirse al producto antes que al mercado.
  • Producto inadecuado.
  • Centrarse en un cliente estrella.
  • Público equivocado.
  • Apostar por un mercado.
  • Confundir una buena idea con una oportunidad.
  • Falta de especialización de empresa.
  • No admitir y corregir lo errores a tiempo.

ERRORES CORREGIBLES 

  • Elegir mal la forma jurídica de la empresa.
  • Falta de formación en gestión empresarial.
  • Inexperiencia como empresario.
  • Dificultad de acceso a las fuentes de información.
  • Ser tacaño a la hora de invertir.

5 Errores comunes que cometemos los emprendedores

errores comunes al emprender

Para los emprendedores no existe un gran secreto o formula exacta para el éxito,ni siquiera hay unas reglas concretas para poder seguir cuando queremos ver crecer nuestro negocio o poner nuestro proyecto en marcha. Todos vamos a cometer errores tarde o temprano, el camino hacia nuestro objetivo final sera largo y duro. Es normal cometer fallos y aprender de ellos, también nos ayuda a crecer como personas y futuros empresarios. No obstante podemos aprender mucho de los fracasos mas comunes que suelen tener otros emprendedores, podemos crecer a costa de los que ya han probado ciertas tácticas poco funcionales y de esta manera aprovechar nuestro tiempo al máximo. Acontinuacion están los cincos errores mas comunes que cometen los nuevos emprendedores a la hora de iniciar su plan y montar un negocio.

Metas Poco definidas

Es un error común que sin duda nos llevara por el camino del fracaso total. No debemos iniciar un plan de negocios sin pensar muchísimo primero sobre las implicaciones y los posibles resultados (tanto positivos como negativos). Debemos tener siempre muy claro lo que queremos conseguir y como vamos a llegar a ello. Una vez se tenga esto claro se debe tomar un tiempo de reflexión antes de empezar a tomar las cosas en serio y conseguir lo que buscamos.

No asumir nuestro errores

A nadie le gusta cometer un error y mucho menos reconocerlo pero si queremos triunfar como emprendedores debemos ser honestos con nosotros mismos a la hora de asumir responsabilidad cuando hemos cometido un fallo. Aprender a reconocer esto y rectificar cuanto antes nos ayudara mucho en el futuro. Dicho esto no debemos tener miedo a actuar por si cometemos errores, sino aprender a escuchar siempre las opiniones de los que nos rodean, reflexionar y en el caso de estar equivocados, tener la madurez para reconocerlo y tomar las medidas necesarias cuanto antes,creciendo así como personas y empresarios.

Avaricia

Nos lo han dicho a todo en un momento u otro e indudablemente es cierto “La avaricia rompe el saco”. Si tu única motivación como emprendedor es el dinero y te concentras demasiado en el posible beneficio económico, es probable que estés dejando de lado otros aspectos mas importantes de tu negocio. Si tu enfoque hacia las cosas es puramente económico como emprendedor, estas destinado al fracaso. En vez de poner tanto énfasis en el dinero debemos concentrarnos en aspectos mucho mas importantes de nuestro proyecto, mantener una visión clara y pasión por lo que hacemos a diario nos mantendrá siempre por el buen camino.

Impaciencia

La impaciencia es el enemigo mas grande de cualquier emprendedor.¿Porque fracasan el 60% de los negocios nuevos? La falta de paciencia es el motivo mas común por el que fracasan muchos nuevos proyectos. La paciencia es una virtud y es la herramienta esencial para cualquier empresario o emprendedor, no puedes tirar la toalla ya que nunca sabes lo que puede pasar mañana.

Rechazar ayuda

Muchos emprendedores son personas orgullosas, cabezonas y por regla general nos gusta hacer las cosas solos y por desgracia como emprendedores esto puede ralentizarnos a la hora de hacer crecer nuestro negocio o proyecto. Trata de buscar siempre apoyo y ayuda de los que te rodean,no pierdas tiempo haciendo las cosas solo si hay personas disponibles para ayudarte a alcanzar tu meta.No tengas miedo nunca de pedir ayuda, te sorprenderá la cantidad de personas dispuestas a echarte un cable, personas que se alegran de ver como consigues lo que te has propuesto. Prueba ponerte en contacto con otros emprendedores, averigua en que puedes ayudarles tu y de que manera te pueden ayudar ellos a cambio.

Lo dicho,los emprendedores no tenemos una formula mágica ni una llave secreta al éxito pero si aprendemos a hacer las cosas de las mejor manera posible y evitamos cometer algunos de estos errores comunes, iremos bien encaminados.

¿Autónomo o Sociedad Limitada? Te resolvemos las dudas

Autónomo o Sociedad Limitada

Al contrario que en Europa, donde es muy común y muy bien visto. Creo que el primer error ya viene dado por el término en sí, “autónomo”.

Un autónomo es un empresario individual. En caso de cierre de la actividad, él responde con todo su patrimonio personal, en contra, en las SL, donde no se responde con el patrimonio personal, solo en casos muy puntuales, y en el supuesto caso que seas el administrador de la misma y claro está hagas las cosas muy mal.

Seguramente te has preguntado, ¿Autónomo, empresario individual o SL?, y posiblemente lo siguiente que te venga en mente es, ¿costes?, ¿riesgos?, ¿gestión?

Bueno, el tema riesgo, ya lo hemos introducido anteriormente, se asume mucho más riesgo siendo autónomo, es decir, empresario individual, que constituyendo una Sociedad limitada, desde el punto de vista, del patrimonio personal.

Por ejemplo, imagínate, que tienes una tienda, o una empresa, y vendes mucho, pero no cobras, muy factible con la crisis, tu has de pagar a los proveedores, y no puedes ya que no cobras, ni te dan créditos, y a más, no tienes tesorería, en caso de una Sociedad limitada, pides a un juez un concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos, y no pasa mucho más si todo es correcto, en cambio si eres autónomo, puedes tener muchos problemas, posiblemente los proveedores, intentarán embargar todos los bienes que dispongas, hasta cubrir las facturas, y acuérdate, no se que no vendas, es que al contrario no cobras y tu has de pagar.

Emprender como empresario individual (autónomo) es bastante más económico, se podría decir que uno mismo con unos mínimos conocimientos lo puede llegar a tramitar todo, o en todo caso, lo más recomendable, es la ayuda de un gestor, que por un poca cantidad te realizará todos los trámites, aunque muchos de ellos, se pueden realizar hoy en día, telemáticamente, en cambio en una SL, es del todo impensables poderlo realizar si el soporte de un profesional,  y ya es otro cantar, se ha de depositar un capital inicial, en euros o activos por un valor de aproximadamente 3000 euros, más todos los demás trámites, de notaria, abogados etc.

Durante la actividad económica, deberás llevar una contabilidad y unos libros de registros, presentar IVA, etc., lo mismo, con unos conocimientos y algún sencillo programa informático lo puedes llegar a realizar tú mismo, o con el asesoramiento de un gestor por una cantidad mínima, en el caso de una SL es del todo impensable, lo ha de llevar un profesional del sector, tipo gestoría, o tener un contable en la empresa, y claro está la cantidad a pagar es bastante más elevada.

La desgra­vación por gastos directamente asociados a la actividad, la Sociedad Limitada tiene un margen de maniobra y muchas más posibilidades que el empresario individual.

En el caso que se desempeñe la actividad desde su propio domicilio, la deducción sería en función de los metros cuadrados del mismo, un máximo del 50% para el autónomo. Importante, esto conviene tenerlo en cuenta a la hora de hacer la declaración del IRPF.

Otra gran diferencia es en el gravamen de impuestos en las tributaciones a la Seguridad por trabajador, la cuota de IRPF retenido en nóminas y en el IVA general. Sí las hay, y a favor de la SL, en el aspecto fiscal. El Impuesto de Sociedades es del 25% sobre los beneficios obtenidos. Para el empresario individual sería un pago a cuenta trimestral que se calcula restando los gastos a los ingresos. El 20% sería la cuota a ingresar, que quedaría como pago a cuenta de la declaración anual del IRPF. De esta forma obtenemos en primera instancia un ahorro del 5% a favor de la SL.

Por resumir, en riesgo sale más favorecida la SL, en sencillez y rapidez de constitución los autónomosen costes y gastos de constitución los autónomos, en costes de gestión y mantenimiento los autónomos, en beneficios elevados sale más beneficiada la SL, en contratación de personal la SL, en imagen de marca sale más beneficiada la SL, en el peor de los casos, en caso de cierre, sin lugar a duda la SL, en ayudas, sale más beneficiada la SL, pero en todo caso depende si estás en el paro, ya que en esta caso si quieres ser autónomo puedes capitalizar hasta el 60% del paro, y en obtención de créditos ya depende de muchos más factores, como son patrimonio personal, socios de la empresa, capital inicial etc.